Sobre migración, infancia y medios…

(((…y algunas otras cosas también)))

Sobre “13 Reasons Why”

leave a comment »

13 reasons¿Por qué una serie de televisión tendría que ofrecer soluciones? Estoy escuchando (en Chile) a un siquiatra hablar de lo negativo de la serie de Netflix 13 Reasons Why, argumentando que cuando se trata el tema del suicidio, habría que hacerlo desde una perspectiva que otorgue soluciones y alternativas a personas que estén pensando en que quitarse la vida es una opción.

Después de ver la serie -y desde una persectiva distinta a la que podría ofrecer una terapeuta, por supuesto, porque no lo soy- me parece que la serie dice lo que quiere decir, no lo que podríamos esperar que dijera, porque no es un elemento educativo ni un apoyo a un programa de salud mental, es una serie de televisión. Como tal, plantea un tema delicadísimo desde la mirada de un personaje que no se ha suicidado. Sí, nos habla Hannah Baker a través de las cintas que escuchamos junto a los personajes, pero el protagonista de la serie es Clay Jensen, un chico agradable, inteligente y también muy inseguro, que vive los días posteriores al suicidio de su amiga.

Junto a la culpa que se disemina entre los personajes a propósito de las cintas que comenzamos a escuchar, también vemos ocurrir sus vidas cotidianas, que están cargadas de momentos difíciles. La vida en el instituto (liceo/high school) es un desafío no solamente porque una adolescente haya decidido suicidarse, sino desde mucho antes.

El bullying -como tendemos a comprenderlo- es la punta del iceberg, está lleno de pequeñas situaciones y actitudes que lo componen y que muchas veces normalizamos y damos por sentado. Desde mi perspectiva, la vida de los estudiantes de hoy en Chile no dista tanto de las historias relatadas en la serie. Cada día hay más expectativas que cumplir, no sólo académicas, sino también sociales e individuales. Los jóvenes tienen que lidiar con sus relaciones personales cara a cara y, además, mantener una actividad online que responda a los requerimientos de sus pares. Es decir, los comentarios que antes se acababan con la hora de escuela, hoy los siguen a la casa y a su habitación, donde pueden estar usando dispositivos móviles hasta irse a dormir.

Antes, por cierto, seguíamos hablando por teléfono y saliendo con nuestras compañeras y compañeros, pero las redes digitales tienen una inmediatez y una permanencia que hace difícil comprender su relevancia para quienes no están sujetos a sus normas. El maltrato escolar, reforzado por el uso de las tecnologías, se suma al desafío de ser adolescente. 13 Reasons Why habla de ese desafío completo, de cómo estamos poco capacitados para lidiar con el día a día, con las emociones propias y más con las ajenas, donde prácticamente cada arista de la vida presenta un reto o una dificultad en un sistema que nos ocupa y nos preocupa todo el tiempo.

Recuerdo que hace veinte años golpeaban cada mañana a un compañero en la escuela. No hice nada entonces. Recuerdo que hace veinte años también estuve en una lista humillante (seguirá habiendo a quienes les parezca un halago), donde participó el chico que era golpeado. Los compañeros de entonces hacían apuestas y dejábamos que jugaran con nosotras porque era lo que había que hacer para pertenecer al grupo. Las chicas más atléticas se burlaban de las menos, las chicas más “lindas” se reían de las que no podíamos peinarnos bien o usábamos lentes. En veinte años la vivencia de la escuela parece no haber cambiado y eso está fatal. Al contrario, se han sumado elementos que dificultan la convivencia y el buen trato.

¿Cómo atender las necesidades de los chicos cuando los adultos mismos no hemos descifrado por completo nuestra propia experiencia adolescente?

Entre las opiniones de los actores protagonistas de 13 Reasons Why, es urgente hacerse cargo de enseñar a los más jóvenes tanto a expresar sus propias emociones como a respetar las de los demás.

Enseñar a las chicas a expresar abiertamente lo que quieren además de lo que no quieren y también a los chicos, enseñarles a escuchar y a ser respetuosos de la persona con la que quieren tener algún tipo de relación. Desmantelar las construcciones de estereotipos de toda índole, respetar al otro ante todo.

De eso se trata 13 Reasons Why, de sentarse a conversar sobre lo que está bien y lo que está mal en nuestras relaciones humanas. No podemos pretender que sea todo tarea de la Escuela, hemos de tener en todo ámbito una actitud que rechace el abuso, porque son los abusos pequeños los que van sumando y se transforman en lo que vemos en la serie y tanto nos asusta. La serie de televisión no nos va a enseñar cómo hacerlo, pero nos empuja a conversar, a sentirnos lo suficientemente incómodos como para pensar en qué hemos hecho y hacemos día a día.

 

Anuncios

Written by Saltamentes

abril 27, 2017 at 19:55

Publicado en Borradores

De la ciudad al campo

leave a comment »

Adiós al gran Santiago.

Estoy instalada en un pequeño pueblo del sur de Chile, donde disfruto de noches sin contaminación lumínica y puedo escuchar música sin tener que cerrar las ventanas por el ruido de la ciudad. Dejé la seguridad del trabajo en la capital y me moví hacia una posición menos privilegiada, ciertamente, pero donde siento más control de mis pensamientos, o al menos tengo más tiempo para procesarlos y transformarlos en trabajo interesante y útil.

Estoy segura de que esta aventura no será sencilla y vendrá con muchas limitaciones a propósito de la distancia de los centros urbanos y de la actual conformación del sistema académico donde me he desarrollado desde hace diez años, pero la idea loca se merece una oportunidad.

Written by Saltamentes

marzo 16, 2017 at 21:45

Publicado en Borradores

Sobre Bala Loca, Chile y sus sistemas

leave a comment »

bala_locaSi lee los diarios chilenos o información internacional sobre el país, verá que no somos ajenos a la crisis política imperante a nivel mundial. La corrupción nos golpea y, como en tantos otros lugares, los ciudadanos estamos atados de manos, porque quienes nos roban y mienten están libres, continúan tranquilamente haciendo leyes que benefician a las macroempresas de sus amigos/compinches.

Esas empresas controlan el deterioro de nuestro medio ambiente y nuestra vida cotidiana, las pequeñas decisiones que la constituyen. Sí, porque son tan dueños de nosotros que les pagamos por el agua, la electricidad, el abrigo, la vivienda, hasta por el ocio. Las estructuras de consumo quedaron tan bien hechas, armaditas, que no hay escapatoria.

Por supuesto hay quienes no se dan cuenta, hay quienes se dan cuenta, pero no les importa, hay quienes defienden el funcionamiento del país. Hay de todo.

Esos son los sistemas de Chile, en una versión algo apocalíptica, lamentablemente. Siento no abordar la descripción desde un punto de vista más positivo, pero ni la crisis actual ni el modelo que se arrastra desde hace cuarenta y tres años lo permite. Se puede vivir aquí, sí, aproximadamente dieciocho millones de personas lo hacen, con más o menos éxito/comodidad, pero la verdad es que -desde mi perspectiva- la sociedad está muy dañada.

De ese daño se trata Bala Loca. La serie fue producida con financiamiento del Consejo Nacional de Televisión y la emite Chilevisión los domingos por la noche. Queda disponible en la web de Chilevisión para su visionado a la carta. No tiene mucho éxito en audiencia, pero es un producto de calidad, vale la pena verla con paciencia.

Hay que tener paciencia porque algunos capítulos son un poco lentos y hay escenas que se hacen innecesarias, pero lo importante es que habla de ese daño en tiempo real. Nos pone frente a los problemas de corrupción política, empresarial y desigualdad profunda que aquejan hoy al país.

Una periodista es asesinada en un supuesto asalto que resulta ser un ataque planificado, perpetrado por un grupo que ejecuta las órdenes de altos cargos militares. Este hecho se vincula con la historia de Mauro Murillo, un periodista experimentado que ha dejado la farándula televisiva para volver al periodismo de investigación, mediante la creación de un periódico online. La relación con su hijo, su adicción y su descontrol son también partes importantes de la historia, donde se vincula también a otros personajes interesantes. El casting de actores y actrices es excepcional.

No soy capaz de decir si avanzará en el análisis de todos los frentes que cubre, porque entiendo que es ficción y no es su tarea (necesariamente) hacer lo que nos compete a los ciudadanos, pero de todas maneras el que los abarque es ya refrescante. No todo en la televisión chilena es vacío y sin sentido.

Written by Saltamentes

agosto 18, 2016 at 21:39

Publicado en Borradores

Gilmore Girls regresa (o un pretexto para volver a escribir sobre televisión)

leave a comment »

gilmore-girlsPodríamos hablar de productos televisivos mucho más trascendentes -y probablemente lo hagamos pronto-, pero hoy quiero usar esta serie, emitida entre los años 2000 y 2007, para hablar sobre la nostalgia y los retornos.

Netflix me envió un correo electrónico avisando sobre la incorporación de Gilmore Girls al catálogo, como sospechando que me picaría la curiosidad. Sólo vi un par de capítulos cuando la dieron en Warner, pero era divertido comparar Stars Hollow con Río Negro (por el tamaño sobre todo) y mis vivencias con las de Rory Gilmore, simplemente por una cuestión generacional.

En estos meses mi consumo televisivo ha aumentado, aunque sin poder concentrarme en cosas demasiado interesantes, desafiantes o nuevas. Soy madre reciente y en los pocos momentos en que no estoy aprendiendo cómo cuidar a la peque, las chicas Gilmore me acompañan y me dan un respiro plagado de referencias pop y de momentos azucarados en la relación madre-hija de las protagonistas.

¿Qué hace que una serie así tenga un revival?

Me puse a indagar y resultó que la serie que yo veía mientras esperaba que dieran algo más, era un programa más bien querido y con buena audiencia (todavía conservo algún VHS con capítulos de mis series favoritas grabados de cuando había que esperar y/o rogar que repitieran algún episodio). Igualmente me pregunto ¿es que extrañamos la primera década de este siglo? Fue un momento de cambio, sin duda. En la serie es posible ver el desarrollo tecnológico y es muy entretenido, porque comienza tímidamente, con la señal de “prohibidos los teléfonos móviles” en Luke’s, hasta ver a Rory haciéndose selfies en el trabajo. Creo que tenemos nostalgia del pasado reciente.

Es más que la necesidad de reconstrucción de los elementos cercanos en el tiempo, me parece que se están acortando las distancias con los periodos que consideramos pasado. Hace veinte años lo ocurrido ochenta años atrás era pasado, hoy podemos tener nostalgia de hace quince años o incluso de diez. ¿Tan rápido vamos?

La cosa es que las Gilmore vuelven en gloria y majestad el 25 de noviembre nada menos que en cuatro episodios de larga duración, disponibles en Netflix. Los fans esperaban el regreso y ahora yo también lo espero, quiero ver cómo han envejecido los personajes, cuáles son las historias nuevas, cómo se las arreglan para que nos entretengamos con las historia de Stars Hollow nueve años después.

Nos gustan los regresos, como con The X Files, no importa que tengamos la certeza de que será horrible, lo esperamos igual, con la candidez de un infante, confiados en que pasaremos un buen rato…

 

Written by Saltamentes

agosto 16, 2016 at 21:50

Publicado en Borradores

Tagged with , , ,

Apuntes sobre el éxito de #ViralTVN

leave a comment »

VIRAL2El primer capítulo del nuevo programa de TVN se centró en el ciberbullying, un problema que interesa a varios sectores de la sociedad, sobre todo a padres que tratan de lidiar con los avances tecnológicos cuya velocidad suele parecer inalcanzable. Si el concepto de bulliyng apareció hace algunos años en los medios chilenos como una novedad, lo ciber viene a remover más lo que entendemos por cada cosa.

Mi abuela se sacaba los zapatos para ir a la escuela porque sus compañeras no tenían, era su forma de integrarse. Mi padre era buen estudiante y sus primeros seis años de escuela sufrió de acoso, pero hace casi setenta años no se atrevió a contárselo a su padre por no recibir algún castigo por “no saber pelear como un hombre”. Mi infancia fue algo distinta, si bien mis anteojos y mi aspecto físico en general siempre fueron motivo de alguna burla por parte de mis compañeras y compañeros de clase, hubo pocos episodios que recuerde como realmente negativos o que preferiría no haber vivido. A principios de los noventa todavía teníamos que mirarnos a la cara y vernos a los ojos cuando queríamos hacer daño.

Hoy, en cambio, las pantallas sirven de escudo. Hace años atrás una colega que solía frecuentar foros sobre series de televisión, argumentó que en su experiencia el hecho de no hacer contacto visual nos hacía perder empatía y podíamos ser extremadamente crueles con otras personas. Por ahora no tengo referencias que aporten a ese argumento, pero sin duda se relaciona con el capítulo emitido la noche del martes 01/03/16 en TVN (1). En él, se presentan dos casos de abuso a través de la Red, ayudándonos a hacer la reflexión sobre nuestro propio comportamiento en las redes sociales y/o sobre nuestra interacción con personas que desconocemos, pero que están “disponibles” en Internet.

El programa explica cómo se ven afectadas las vidas de dos personas que son acosadas, pero lo más relevante del capítulo no es necesariamente esto sino la reflexión que se genera alrededor de los casos: las definiciones, la búsqueda de explicaciones a los comportamientos más extremos y también los llamados de atención que hacen los familiares y amigos de los protagonistas del acoso.

Supongo que más de alguien podría decir que las personas se exponen a ser maltratados por el hecho de subir imágenes de sí mismos a la Red, pero lo bueno del programa de TVN es que no apoya este argumento, defiende directamente a los acosados no dando espacio para pensar en la víctima como responsable potencial del acoso.

Seguiré revisando los siguientes reportajes porque me parece interesante cuando en los medios se habla (o se intenta hablar) críticamente de los propios medios. Todavía me parece que las fuentes escogidas podrían ser más variadas y/o tener perspectivas más amplias, que salgan del plano médico/psicológico, pero me parece un buen comienzo: no se demoniza a la tecnología en sí misma, se habla de las personas que las usamos.

(1) Pueden ver el primer capítulo en el siguiente enlace: #Viral TVN

 

Written by Saltamentes

marzo 3, 2016 at 18:58

Formación ciudadana y la calle: notas sobre la contradicción

leave a comment »

miciudad_tusuciedadTuve la oportunidad de asistir al Seminario “Estudiantes migrantes en escuelas chilenas”, organizado por el Programa Interdisciplinario de Investigaciones en Educación. Fue una excelente instancia para conocer el exhaustivo trabajo de un equipo de investigadores que abren posibilidades para quienes nos integramos al área desde perspectivas afines. Los participantes en los paneles mostraron cifras que relevan la importancia de la investigación sobre infancia y migración, destacando las declaraciones políticas de no discriminación e inclusión del Estado chileno. Además, se enfatizó en la falta de conocimiento sobre migrantes en edad escolar en Chile y Latinoamérica, lo que redunda en la escasez de acciones dedicadas al apoyo de los migrantes en territorio chileno, sobre todo.

Sin embargo, la intervención del representante de Ricardo Hevia, encargado de la Unidad de Transversalidad del Ministerio de Educación me dejó confundida. Manifestó que las líneas de interés de su Unidad se centran en la construcción ciudadana conjunta, en la formación de una ciudadanía diversa, donde no fuera necesario pensar en políticas ni acciones específicas para migrantes, sino en un empeño por construir sociedad desde una sociedad diversa e integradora. Todo esto mientras se daban ejemplos de Finlandia y Suecia (pese a haberse abogado por una Escuela Situada en la presentación anterior).

Para hacer lo que Hevia proponía, tendríamos que vivir cumpliendo unos mínimos de integración, posibilidades de igualdad y, sobre todo, un ambiente de respeto mutuo básico….

Vivo en Santiago centro, una de las comunas con mayor cantidad de migrantes, de acuerdo a lo que se presentó en el mismo seminario, y no puedo evitar pensar en cómo me chocan los discursos que hablan de formación ciudadana desde el diálogo, cuando en la misma calle estamos llamados a agredirnos. En la imagen destacada de esta entrada, pueden apreciar una muestra de lo que quiero decir: desde la Municipalidad no nos llaman a mantener nuestro espacio público limpio sólo por el hecho de ser público y colectivo, sino porque no queremos la suciedad de un “otro”, cualquier otro, total el otro somos nosotros mismos. 

No sé decir en qué punto de la cadena está la desconexión, pero es evidente que algo no está del todo bien. No se trata de quejarse por quejarse, en @periodismouah estamos haciendo un tremendo esfuerzo por reunir información que colabore en la creación de conocimiento para, efectivamente, entregarnos herramientas que combatan la desigualdad y promuevan instancias de formación ciudadana desde la diversidad, pero me pareció necesario decir algo sobre los discursos que confunden y, sobre todo, que no proporcionan datos sobre las perspectivas locales que nos ayudarán a centrar las acciones que nos integrarán y educarán en una mejor ciudadanía.

 

Written by Saltamentes

enero 20, 2016 at 16:36

Publicado en Borradores

Los goles de 2015

leave a comment »

Son los últimos días y toca hacer recuento. Este año no me pude integrar a los equipos femeninos de fútbol de la Universidad, pero ha sido el año de pensar, aplicar y esperar resoluciones de proyectos; también de ejecutar otros que estaban programados.

La primera tarea para todo el año fue la V Encuesta Estado del Periodismo Nacional. Se trata de un proyecto con diez años de trayectoria que busca describir el estado de la práctica periodística en el país a través de una herramienta cuantitativa. En sus primeras ediciones, la aplicación se realizaba en medios de la Región Metropolitana, extendiendo su alcance hacia las regiones de Concepción y Valparaíso durante las últimas versiones del estudio. Este año optamos por incorporar la adaptación de la encuesta a la Red, para que pudiera ser respondida por profesionales de todo el país, logrando un mayor alcance del estudio a la vez que reduciendo los gastos de operación. En este momento estamos en la etapa de redacción del informe final, así es que espero poder comentar más sobre esto pronto.

El Fondecyt de Iniciación (de CONICYT) “Medios y migración infantil: descripción analítica y comparativa de las prácticas con medios de comunicación de niños y niñas migrantes latinoamericanos en Chile” se propuso durante el primer semestre de 2015, se resolvió su adjudicación hace poco más de un mes y el convenio fue firmado hace pocas semanas. Durante tres años –starting right now!– tendré el privilegio de estudiar el tema, con el objetivo de describir, analizar y comparar las prácticas de niños y niñas migrantes con medios de comunicación en tres regiones de Chile, para contribuir tanto en la producción de mejor contenido como en la recopilación y análisis de información sobre este colectivo que tiende a ser invisibilizado.

“Cartografía de medios de comunicación en Chile: propiedad, redes políticas y temas de conflicto” es el nombre del proyecto con el que nos adjudicamos el Fondo de Estudios sobre Pluralismo en el Sistema Informativo Nacional, también de CONICYT. El proyecto comprende diez meses de trabajo dedicado a la generación de un mapa analítico de relaciones entre empresas periodísticas, figuras políticas y temas de conflicto a nivel nacional.

Cada uno de estos goles ha sido marcado gracias al trabajo de quienes forman el equipo de trabajo. El “zaguero central”,”volante de contención” y Director de Escuela Juan Cristóbal Peña, Pamela Romero, Nayive Ananías y Abel Olivares, Sociólogo con una paciencia infinita ante mis falencias metodológicas. Es un placer jugar con todos ellos.

¡Salud por el año que viene!

Written by Saltamentes

diciembre 29, 2015 at 20:49

Publicado en Borradores

A %d blogueros les gusta esto: